Árboles energéticos, ¿Los conoces?

árboles que dan energía

Aunque sea imposible de creer, está demostrado que unos árboles en particular pueden llegar a funcionar como métodos de energía. Estos son los nuevos árboles energéticos.

Estos son llamados “arboles de viento”, aunque también se les conoce con el nombre de Arbre a Vent, o Wind Trees debido a su aspecto cuando se observa a simple vista. Sus hojas son pequeños molinos o turbinas que cuando  son rozadas por el viento, estas se mueven.

Gracias a las investigaciones de un equipo de ingenieros franceses,  quienes después de tres años de estudios acerca de la energía eólica para ser utilizada en las ciudades, lograron diseñar una turbina eólica en forma de árbol, hecha de una estructura de acero de aproximadamente 10 metros de altura y 7,5 de ancho, teniendo además ramas que poseen 63 hojas de un plástico muy resistente.

Esto realmente significó un reto, sobre todo el hecho de lograr proyectarse hacia las hojas y hacer que cada una de ellas cumpliera con su función de capturar el viento, y por ello, su forma, tamaño y orientación es completamente planificada.

Estos árboles cuentan con la cantidad de hojas adecuadas, colocadas en lugares estratégicos para evitar las interferencias entre ellas.

Cuando las hojas detienen el viento, transfieren su energía directamente al generador que cumple la función de una potente planta energética, y se encuentra en la base de cada hoja, de tal que la rotación producida por el viento se transforma en electricidad.

árboles energéticos

De manera muy significativa, fue calculada la velocidad de rotación de las hojas para que la potencia de la localidad fuese máxima.

Estos árboles generan 3KW de potencia y 1900 KW/h en un año aproximadamente, y con su diseño vanguardista permite que el generador eólico pueda “plantarse” en cualquier lugar, garantizando un acabado artístico y muy agradable a la vista de las personas.

La función de este árbol es el aprovechamiento de las corrientes de aire que circulen en la ciudad, e inclusive en aquellos espacios que se encuentran entre los edificios, logrando generar suficiente energía para encender bombillos led,  viviendas habitadas por cuatro personas, entre otros.

Este árbol artificial además de convertir el viento en electricidad, también se logra integrar de manera camuflada en el paisaje urbano gracias a su forma y tamaño. Cada hoja artificial se les conoce con el nombre de “aeroleaf” y funcionan como una gran red local, cumpliendo la función de aerogeneradores eficientes.

Si estos aerogeneradores trabajaran de manera individual,  su producción de vatios de electricidad serían muy pocos, pero al trabajar juntos producen una cantidad importante de kilovatios, lo que se convierte en una potencia eléctrica.

Estos aerogeneradores proveen electricidad a partir de vientos inferiores a 2 metros por segundo, lo que es muy conveniente para aquellas zonas donde hay muchos edificios ya que lentifica la velocidad del viento y logran lucrarse de la más pequeña cantidad de viento, sin importar la dirección que este tenga, podiendo llegar a ser la solución de electricidad, sobre todo para el entorno urbano.

Esta es una fuente de energía totalmente renovable, que al conocer su funcionamiento, logra trabajar con gran capacidad en forma inteligente y distribuida

Deja un comentario